¿Te tratas con amor?

El cuestionario siguiente no es una prueba psicotécnica para medir algún rasgo de la personalidad, sino, simplemente, una hoja de reflexión. Después de responder las preguntas, analiza qué tanto amor te prodigas y deduce en cuáles aspectos puedes mejorar. Cada pregunta representa una pauta a seguir para que, día tras día, seas más coherente con respecto al sentimiento de valía personal que abrigas y el amor que, por tanto, te debes:

  1. ¿Dispones de tu sala, tu comedor y, en general, de todos los espacios de tu casa para tu uso y disfrute?
  2. ¿Usas tus joyas, perfumes y prendas de vestir para darte gusto, aún cuando nadie vaya a notarlo?
  3. ¿Reservas alguna suma de dinero para gastarlo en un buen regalo para ti, como, por ejemplo, alguna ropa, un viaje, un concierto, un libro, un disco, un equipo de video o de sonido, una comida especial, un curso o unas sesiones de gimnasio?
  4. ¿Sacas tiempo para ir al cine, pasear un domingo, ir de compras, visitar alguna feria, hacer un viaje, leer sobre temas ajenos a tu trabajo o practicar algún deporte?
  5. ¿Cultivas una afición especial y le inviertes es- fuerzo, horas y dinero si hace falta?
  6. ¿Sientes a veces que has gastado tu energía tratando de demostrar que tienes la razón en una cuestión cualquiera?
  7. ¿Participas en algunos eventos por complacer a las personas, a sabiendas de que es un sacrificio para ti?
  8. ¿Soportas la presencia o la conversación de algunas personas que te irritan o que te dejan un mal sabor?
  9. ¿Respondes serenamente a las críticas ociosas, sin afán por defenderte?
  10. De vez en cuando, ¿echas “una cana al aire”, es decir, te permites un poco de irresponsabilidad, un tris de locura, que no daña a nadie?
  11. ¿Pides cita médica y la cumples cuando la necesitas?
  12. ¿Te distraes, te relajas y gozas con actividades que parecen improductivas, raras, inútiles o impropias, como escribir, tejer, limpiar el parque, recoger deshechos de la playa, hacer trucos de magia o pintar tu casa?
  13. ¿Planeas y ejecutas tu trabajo de tal manera que no tengas que sacrificar tus horas de sueño, tus días de descanso o los ratos que pasas con tu familia?
  14. ¿Te vistes a tu gusto y con indumentaria cómoda?
  15. ¿Te tomas sin angustia y sin afán el tiempo que los expertos te recomiendan para recuperarte de una enfermedad o de un accidente?
  16. ¿Festejas o te premias tú mismo por tus logros importantes o las metas alcanzadas?
  17. ¿Tienes planes para mejorar de casa, de barrio, de automóvil, o para irte a vivir al sitio que siempre has deseado?María Cecilia Betancur, Libro ESTOY ENCANTADO DE HABERME CONOCIDO
A %d blogueros les gusta esto: